lunes, 20 de marzo de 2017

0

TELENOVELA ''LAS DOS CARAS DE ANA'' (TELEVISA 2006) - CRITICA. Made in Miami


Imagino que era la época de las telenovelas en locación miami, post exito de La gata salvaje y demás protagonizadas por Mario Cimarrro que se hacían en coproduccion con Venezuela. Lo malo es que en México siempre se opta por hacer algo mas convencional, por eso la presentación de personajes y la situación tarda tanto que solo en la ultima escena, donde el hermano  de la protagonista es chocado, recién ahí podríamos decir que arranca la telenovela.

Como cliché remasticado tenemos a las familias de los protagonistas. Curiosidad tres actores de la telenovela eran hermanos en La Madrastra. Actores como Leonardo Daniel son muy de telenovelas miami. Lo de Maria Rubio parece mas una participación especial, mejor evitar cualquier comparacion con su iconico personaje en "Cuna de Lobos". Hay un par de rostros recurrentes. Ana Layevska no se desborda, lo malo es que la hacen torpe al caminar como si fuera algo importante. Rafael Amaya no se cansa de sonreír de una manera casi automática. La dirección del momento debió decirle que era cosa de galanes.

Algo medianamente bien hecho es ese ligue del guion entre primer choque donde se conocen los protagonistas, y el segundo donde los dos hermanos terminan atropellando al hermano de   Ana Layevska. Muy casualidades de telenovelas, pero igual funcionan. En lo que no se esforzaron fue en el nombre de los protagonistas, se llaman igual que los actores. ¡Que practico!. Lo que compartan interés por la actuación se ve muy forzado. Lo mismo que la literatura clásica. El corte entre escenas es para tener en cuenta por la continuidad (en una de ellas se pasa del día a la noche como si nada). Poco mas hay que mencionar de Las dos caras de Ana, que hasta que no muestre la otra cara la telenovela es muy aburrida. 

Como ultima curiosidad estuvo escrita por una pareja de peruanos y entre su elenco esta Alexandra Graña que tuvo su momento de internacionalización antes de que volviera y cayera en las manos de Michelle Alenxander.

jueves, 16 de marzo de 2017

0

TELESERIE ''KARADAYI'' (Ay Yapım 2012) - CRITICA. Una producción de prime time que no está en prime time

Miradas (turcas) que matan
A diferencia de Gumus, la nueva teleserie que ocupa su horario no se ve ni vieja, ni acartonada. La  imagen es impecable, no le envidia nada a la mejor telenovela de la rede globo. Tiene buen ritmo. Se ve que está pensada como una producción más seriada que atelenovelada. Si hay recortes, se disimulan lo suficiente entre secuencia y secuencia, para no perder al televidente. Las actuaciones están bien. Los protagonistas tienen presencia, especialmente el protagonista. Existe un triángulo amoroso más típico de lo aparente. Lo más importante es que el centro de la historia no es completamente amoroso, sino casi policiaco. Si tiene algún defectillo seria la cárcel que luce tan cómoda y espaciosa. Después es una producción de prime time... que no está en prime time.

Lo  que más se puede juzgar de Karadayi es a la vez una de sus mejores armas, el guion. La teleserie parte de un hecho fortuito que encierra al padre del protagonista en la cárcel. Obviamente, por un crimen que no cometió. Otra vez, el actor tendrá que hacerse pasar por otra persona, aunque sin cambio de rostro como en Ezel. Al parecer en Turquía los tópicos también funcionan. Así tenemos a la novia como la inconforme de la vida que quiere más de lo que tiene. Algo parecido pasaba en La vida amarga, teleserie turca que el cuatro cancelo después de un par de capítulos, protagonizada por el mismo actor. Podríamos mencionar a la antagonista de Se robó mi vida, o la misma Feriha. En cuento a la participación de Bergüzar Korel, la Sherezade de Las mil y una noches, su personaje en los primeros dos capítulos se siente tibio. Las escenas solo atinan a resaltar su nobleza. Es rica, pero trabaja para ella. Tiene un padre con influencias, pero no ayuda al hermano. Eso sí, a la actriz le sienta bien ese look tan formal, siempre de traje y con el pelo recogido.

La teleserie está ambientada en los años setenta. Se trata de darle el mayor realismo posible con la calle donde vive el protagonista. Se da cierta importancia al canillita que grita las noticias del periódico. Él nos cuenta los hechos. Se ven ciertos detalles como la radio. La teleserie mete a sus personajes en un mismo nivel donde se mezclan gente mafiosa, delincuentes de cuello blanco, fiscales, y gente más común. El primer capitulo tienen una escena de violencia sugerida. Uno de los villanos tiene la manía con acomodarse el pelo. La dirección de cámara apunta a pequeños close up, que resaltan las miradas. Eso es muy turco. Así como la importancia del patriarcado. O esas cenas en la mesa. Ahí es más turca. Como siempre confunden cuando se familiarizan por ser familia política. Todas se llaman hermanas, o la  suegra pasa a ser la madre.

Turquía ahora, y antes, vive atrapada en sus propias costumbres, o al menos eso nos enseñan sus teleseries que aquí se venden como telenovelas. Por eso un dialogo entre hermana y hermano parecieran adquirir otro sentido. La forma en como las mujeres están en la cocina, o en cómo se les manda a servir. Lo mismo pasa cuando se habla del matrimonio, él le dice a la hermana que se casa porque su padre la adopto y ahora a él le toca la responsabilidad. Cosas de turcos. Para cerrar la idea del porque el guion falla en cierto modo, los protagonistas son de distintas clases sociales y el guion no hace otra cosa que ver los dos puntos de vistas diferentes. Y eso, no es original.

domingo, 12 de marzo de 2017

0

TELESERIE “MENTIRAS PERFECTAS” (Caracol 2013) – CRITICA. Cirujanos hot, esposas cold


Los ejecutivos de Latina televisión debieron haber visto los diez primeros minutos de esto, le dieron skipforward y al llegar a la doble escena de cama, decidieron que encajaba perfecto para pasada la media noche y rellenar el hueco que dejo Galdós y compañía. Habría que decirles que la promocionen entre cortes, y cuando lo hagan, que por lo menos, den el titulo de la teleserie. O quizás esta pensada para algun noctambulo ramdon?. Fuera de esos pequeños detalles ¿qué tan hot son los sexis cirujanos de esta MENTIRAS PERFECTAS, cuyo título es como el de cualquier culebrón de medio pelo, y no deja de ser otra adaptación colocha de una serie gringa?.

Efectivamente los colombianos sienten inclinación por adaptar series gringas. Anatomía de Grey, Amas de casas desesperadas y ahora último Revange (y dicen que ya estan planeando la version narco de "Juego de tronos"); ninguna de estas a llegado a la señal abierta y todas muy por debajo de las versiones originales. A su favor decir que, por ejemplo, Anatomía de Grey, no brilla por su fotografía o locaciones. Así que no esta tan descabellado que estas series se adapten en formato telenovela porque se acomodan más o menos al formato largo y extenso del culebrón latinoamericano. Aparte son series con tono romántico, los elencos son amplios, y son historias más ingenuas de lo aparente lo que las hace para todo público. A diferencia Nick/tup, la original de esta “Mentiras Perfectas”, fue una serie de cable premium. Entonces, es obvio que Ryan Murphy podía explotar la figura sexual y políticamente incorrecta en sus personajes y escenas. La versión colombiana llega todo lo lejos que la televisión en abierto lo permite: un par de escenas de cama. Y lo peor, lo hace mal.

Porque las escenas del quirófano resplandecen por lo mal iluminadas. No falta el típico mafioso paisa que saca el pistolón a la primera. Las esposas son insufribles, sus dialogos redundantes y sus conflictos clichés. Tenemos metidos una subtrama juvenil del tipo rebelde versión mexicana. La versión de satissfacion por poco parece la versión cantada de Monique Pardo. Y la escena brilla por lo mala que está hecha. La que supuestamente es la escena sadoparece sacada de la calentona “Decisiones”. El que hace de Cristóbal habla peor de lo que actúa, mientras que el tal Santiago tiene menos carisma que una piedra. La protagonista es la típica esposa frustrada sexualmente. La actriz es la misma de "Los hombres tambien lloran", telenovela que paso fugazmente por el cinco. Al parecer en Colombia no andan muy sobraditos de protagonistas. Por último el rollo de la infidelidad la hace telenovela. Y si hay que me llamo la atención esporque en la doble escena de cama los dos doctores “terminan” al mismo tiempo. Hasta ese punto están compenetrados.

MENTIRAS PERFECTAS no es mala, lo malo es que los remakes de este tipo siempre salen perdiendo. Quizás algún noctambulo peruano pueda verla de pasada, sino le recomiendo que se pase al cinco para ver a Galdós desvistiendo mujeres con su ruleta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Powered by Jasper Roberts - Blog